Quedaremos para navegar por la majestuosa inmensidad de este cráter de volcán devenido en lago. Durante la travesía entre volcanes aprenderemos mucho de una región que dio acogida a Antoine de Saint-Exupéry cuando tuvo que permanecer durante algún tiempo en Guatemala, allá por 1938. Se dice que el Lago de Atitlán está presente en El Principito, baste ver en cualquiera de las ediciones del libro un dibujo que no representa un sombrero, sino una serpiente digiriendo un elefante. Se cuenta que tal metáfora se inspira en la silueta del cerro de Oro, que se ubica frente al volcán Tolimán, uno de los que veremos muy de cerca mientras navegamos por el Lago de Atlitán.

OPCIONALnone

OPCIONAL | Navegando por el Lago de Atitlán

Salida desde: Lago de Atitlán.
Hora de salida: 09:00 am.
Duración aproximada: unas 5 horas.
Mínimo de viajeros: 2.
Tipo: Excursión privada.
Días de salida: Todos los días.

Quedaremos para navegar por la majestuosa inmensidad de este cráter de volcán devenido en lago.
Durante la travesía entre volcanes aprenderemos mucho de una región que dio acogida a Antoine de Saint-Exupéry cuando tuvo que permanecer durante algún tiempo en Guatemala, allá por 1938. Se dice que el Lago de Atitlán está presente en El Principito, baste ver en cualquiera de las ediciones del libro un dibujo que no representa un sombrero, sino una serpiente digiriendo un elefante. Se cuenta que tal metáfora se inspira en la silueta del cerro de Oro, que se ubica frente al volcán Tolimán, uno de los que veremos muy de cerca mientras navegamos por el Lago de Atlitán.
El destino de nuestra travesía matinal será visitar algunos de los doce pueblos que rodean el lago, cada uno de ellos rebosante de vida, habitados por mayas ataviados con sus huipiles típicos, expresión de su singularidad étnica o cultural.
El más popular, conocido y visitado, es Santiago Atitlán, emplazado entre los volcanes Tolimán, Atitlán y San Pedro. Es aquí donde se venera al Santo Maximón, mezcla católica y del chaman maya, expresión del sincretismo religioso de este país. Otro de los sitios a visitar en Santiago Atitlán es el mercado Maya: una explosión de colores; un babel de lenguas de diversa cadencia o musicalidad; curiosas frutas desconocidas para nuestras retinas y nuestra memoria; un escaparate, a cielo abierto, de tejidos que podremos considerar como auténticas obras de arte.
También navegaremos hasta San Juan la Laguna, donde podremos visitar talleres locales, convertidos en proyectos sociales para beneficio de la población local, o en cooperativas para exponer a los visitantes la riqueza natural y creativa del país: podremos visitar el proyecto del chocolate, donde nos explicarán todas las aplicaciones y usos que dan al afrodisiaco fruto del cacao; la casa de las comadronas y su jardín con plantas medicinales, donde nos explicarán sobre la función social de las comadronas en las comunidades mayas de la zona; alguna galería de arte donde artistas locales exponen y comercializan el colorido resultado de su trabajo; y para terminar el recorrido entrar a alguno de los talleres textiles, gestionados por mujeres, donde la ancestral técnica del telar maya nos cautivará y enseñará.
Comida en alguno de pueblos del Lago de Atitlán.
Podríamos llegar, si apetece, hasta San Pedro la Laguna para caminar por sus calles; ver los murales creados por artistas varios o tomar un café mientras disfrutamos de las vistas. Navegaremos por el lago de regreso al alojamiento.

El precio incluye

  • Traslado privado en lancha de ida y regreso a los pueblos de Santiago, San Juan y San Pedro.
  • Comida en alguno de pueblos del Lago de Atitlán.
  • Tour líder Wateke para el recorrido de la mañana.

El precio NO incluye

  • Nada que no esté detallado en El precio incluye.
  • Entradas a museos, teatros y sitios que puedan cobrar la entrada.
  • Propinas y bebidas.

  • Esta excursión va asociada a paquetes reservados a través de Wateke Travel.
  • No se confirman solamente excursiones.

Si deseas personalizar este viaje, realizar una consulta o solicitar presupuesto:

OPCIONAL | Navegando por el Lago de Atitlán